ARTICULOS

Los siguientes artículos son de autoría propia, contienen información de relevancia en la salud mental, y otros temas que son interés general. 

Recuerda compartir. 

Buscar
  • Dr. Contreras

El suicidio

En el siguiente texto, encontrarás, entre otras cosas; Información general, estadísticas mundiales, de México y de Sonora, signos y síntomas del suicidio, como ayudar a otros y cómo prevenirlo.

El suicidio, es el acto mediante el cual se pone fin a tu propia vida. Un acto que tiene múltiples causas y fundamentos, pero que en esencia es prevenible, dado que la persona que tiene intenciones de suicidio, previamente pensó, generalmente durante largo tiempo, en como realizarlo. Por lo que existen signos que nos indican que una persona es propensa a cometer un acto autolesivo de esta magnitud.

En los siguientes párrafos trataré de hacer un resumen de las principales características de este fenómeno.



EPIDEMIOLOGIA


800,000 personas se suicidan cada año en todo el mundo, es la segunda causa de defunción en el grupo de edad de 15 a 29 años, la ingesta de plaguicidas, el ahorcamiento y las armas de fuego son algunos de los métodos más comunes de suicidio en todo el mundo.


En México hemos avanzado mucho en el entendimiento de este comportamiento, se cuentan con estadísticas confiables desde 1970, no en todas las entidades federativas, pero si en la mayoría. De 1970 hasta 2007 el suicidio ha crecido 275%. Actualmente se incrementa en el grupo de edad de 15-29 años. La prevalencia de por vida de ideación suicida en adultos de 18-29 años, fue de 9.7% y el 3.8% reportó haber tenido un intento suicida (no consumado).


Comparados con el resto del mundo, en México sucede un fenómeno interesante, cuando hablamos de -Intento de suicidio- alguna vez en la vida, México ocupa uno de los primeros lugares en comparación con países de todo el mundo, pero si comparamos por tasa de suicidio, es decir, suicidio consumado, México aparece en lugares bajos, con una tasa baja comparada con otros países, como se puede ver en las siguientes imágenes. Esto habla de que los mexicanos, cuando se habla de suicidio, lo intentan más, pero lo logran menos.




En Sonora contamos con el sexto lugar, de todas las entidades federativas, en cuanto a suicidio consumado, con una tasa de 12 suicidios por cada 100,000 habitantes en el 2007, lo cual es alarmante. No hemos cambiado de puesto en los últimos 27 años, pero el aumento en la mortalidad por esta causa es generalizado.




CAUSAS


Las causas pueden ser múltiples o una sola, es difícil señalar a un solo culpable, generalmente ocurren en el contexto de un trastorno mental subyacente, como alguno de los siguientes:

  • Trastorno bipolar

  • Trastorno límite de la personalidad

  • Depresión

  • Consumo de drogas o alcohol

  • Trastorno de estrés postraumático (TEPT)

  • Esquizofrenia

  • Historial de abuso sexual, físico y emocional

  • Cuestiones de vida estresantes, como problemas serios a nivel financiero o en las relaciones interpersonales

Las personas que intentan suicidarse con frecuencia están tratando de alejarse de una situación de la vida que parece imposible de manejar. Muchos de los que cometen intento de suicidio están buscando alivio a:

  • Sentirse avergonzados, culpables o una carga para los demás

  • Sentirse como víctimas

  • Sentimientos de rechazo, pérdida o soledad

Los comportamientos suicidas pueden ocurrir por una situación o hecho que la persona ve como agobiante, tales como:

  • El envejecimiento (los adultos mayores tienen la tasa más alta de suicidio)

  • La muerte de un ser querido

  • El consumo de drogas o alcohol

  • Un trauma emocional

  • Enfermedades físicas graves o dolor

  • El desempleo o los problemas financieros

Los factores de riesgo del suicidio en adolescentes incluyen:

  • Acceso a armas de fuego

  • Miembro de la familia que cometió suicidio

  • Antecedentes de autoagresión deliberada

  • Antecedentes de abandono o maltrato

  • Vivir en comunidades en donde ha habido brotes recientes de suicidio en personas jóvenes

  • Ruptura sentimental

Mientras que los hombres son más propensos que las mujeres a morir por suicidio, las mujeres son dos veces más propensas a intentar suicidarse.


La mayoría de los intentos de suicidio no terminan en muerte. Muchos de estos intentos se llevan a cabo en una forma en la que el rescate sea posible, por ejemplo enviando un mensaje de texto a un familiar o amigo, despidiéndose y dando indicios de la conducta que acaba de realizar. Estos intentos a menudo representan una llamada de auxilio.


Algunas personas intentan suicidarse de una manera que sea menos probable de ser fatal, como envenenamiento o sobredosis. Los hombres tienen mayor probabilidad de escoger métodos violentos, como dispararse. Como resultado de esto, los intentos de suicidio en los hombres tienen mayor probabilidad de terminar en muerte.


Los familiares de personas que intentan o cometen suicidio a menudo se culpan o se enojan mucho. Pueden ver el intento de suicidio como egoísta. Sin embargo, las personas que intentan cometer suicidio con frecuencia creen erróneamente que les están haciendo un favor a sus amigos y parientes al irse de este mundo.


SÍNTOMAS


Los siguientes son algunos signos y síntomas de pensamientos suicidas:

  • Hablar acerca del suicidio; por ejemplo, hacer afirmaciones como «voy a matarme», «quisiera estar muerto» o «desearía no haber nacido»

  • Obtener los medios para atentar contra tu propia vida, como comprar un arma o almacenar píldoras

  • Retraimiento de la vida social y deseo de estar solo

  • Tener cambios de humor, como pasar de estar eufórico un día a estar profundamente desalentado al día siguiente

  • Preocuparse por la muerte, por el hecho de morir o por la violencia

  • Sentir desesperanza o impotencia ante una situación

  • Aumentar el consumo de alcohol o de drogas

  • Sufrir cambios en la rutina normal, por ejemplo, cambios en la alimentación y en los horarios de sueño

  • Hacer cosas riesgosas o autodestructivas, como consumir drogas o conducir con imprudencia

  • Regalar las pertenencias o dejar en orden los asuntos materiales cuando no existen motivos lógicos para hacerlo

  • Despedirse de las personas como si la despedida fuera definitiva

  • Desarrollar cambios de personalidad o estar sumamente ansioso o agitado, en particular al experimentar algunos de los signos de advertencia antes indicados

Los signos de advertencia no siempre son evidentes y pueden variar de una persona a otra. Algunas personas dejan en claro sus intenciones, en tanto que otras conservan en secreto sus pensamientos y sentimientos suicidas.


Es importante mencionar, para los profesionales no psiquiatras que me puedan leer, que el preguntar sobre suicidio NO es algo que pueda aumentar la intención suicida o "meter ideas en la cabeza del paciente", de hecho, es importante interrogar, ya que esto a veces no se expresa espontaneamente.



¿QUE HACER O COMO ACTUAR?


Es posible que las personas que están en riesgo de comportamiento suicida no busquen tratamiento por muchas razones, incluso:

  • Creen que nada va a ayudar

  • No desean contarle a nadie que tienen problemas

  • Piensan que buscar ayuda es un signo de debilidad

  • No saben adónde acudir por ayuda

Una persona puede necesitar tratamiento de emergencia después de un intento de suicidio. Se pueden necesitar primeros auxilios, reanimación cardiopulmonar o tratamientos más intensivos. Solo hasta estar fuera de peligro, se puede evaluar la situación con el paciente, de inicio el profesional que le atienda tendrá que interrogar a los familiares o personas cercanas al paciente, para obtención de información, pero en si, la contención y tratamiento inicia posterior a que el paciente está fuera de riesgo.


Es común que posterior a un intento de suicidio, el paciente requiera hospitalización y contención adecuados, ya que la probabilidad de tener un nuevo intento de suicidio en las próximas 72 hrs del primero, es alta.


Si tu, el que está leyendo, tienes ideas relacionadas con el suicidio, recuerda que para ayudarte a evitar pensar en el suicidio:

  • Debes buscar el tratamiento que necesites. Si no tratas la causa de fondo, es posible que los pensamientos suicidas regresen. Aunque puedas sentirte avergonzado de buscar tratamiento para problemas de salud mental, el tratamiento adecuado para la depresión, el abuso de sustancias u otro problema de fondo te hará sentirte mejor acerca de la vida y ayudará a mantenerte a salvo.

  • Crea una red de apoyo. Hablar de los sentimientos suicidas puede ser difícil, y es posible que tus amigos y familiares no comprendan completamente por qué te sientes de ese modo. Procura conectarte con ellos de todas formas, y asegúrate de que las personas que se preocupan por ti sepan lo que está sucediendo y estén a tu lado cuando las necesites. También es recomendable que busques ayuda en la comunidad religiosa, en grupos de apoyo o en otros recursos disponibles en tu comunidad. Sentirte conectado y contenido puede ayudar a reducir el riesgo de suicidio.

  • Recuerda que los sentimientos suicidas son temporales. Si te sientes desesperanzado o sientes que seguir viviendo no vale la pena, recuerda que el tratamiento puede ayudarte a recuperar la perspectiva y a mejorar tu vida. Tómalo con calma y no actúes impulsivamente.


PREVENCIÓN



El hecho de evitar el alcohol y las drogas (diferentes a los medicamentos recetados) puede reducir el riesgo de suicidio.


En hogares con niños o adolescentes:

  • Almacenar todos los medicamentos recetados en una parte alta y bajo llave.

  • NO guardar alcohol en la casa o mantenerlo bajo llave.

  • NO guardar armas de fuego en la casa. Si las tienes, guárdalas bajo llave y coloca las balas en un lugar separado.

En adultos mayores, hay que investigar a profundidad los sentimientos de desesperanza, de ser una carga y de no pertenecer.

Muchas personas que tratan de suicidarse hablan del tema antes de hacer el intento. Algunas veces, simplemente hablar con alguien a quien le importe y que no haga juicios es suficiente para reducir el riesgo de suicidio.


Sin embargo, si tu eres un amigo, miembro de la familia o conoces a alguien que cree que puede intentar suicidarse, nunca trates de manejar el problema por tu cuenta. Busca ayuda. Los centros de prevención de suicidio tienen servicios de "línea telefónica directa". aqui en Sonora, y según tengo entendido, en el resto de la república, marcando al 911 pueden brindarte ayuda.


Nunca ignores una amenaza o intento de suicidio




#suicidio #buscaayuda #mentesaludable #depresion

14 vistas