MEDICAMENTOS

En esta sección podrás encontrar información sobre diferentes medicamentos que están en relación con la salud mental, así como otros productos de tipo herbolarios y un cuadro de interacciones farmacológicas de medicamentos psiquiátricos.

Esta información está ligada con  MedlinePlus, por lo que verás links que te guiarán a páginas informativas, hasta la biblioteca Nacional de los EE. UU. 

Espero la información brindada te sea de utilidad

Los medicamentos pueden tratar enfermedades y mejorar su salud. Si es como la mayoría de las personas, seguramente ha tomado un medicamento en algún momento de su vida. Es posible que deba tomar medicamentos todos los días o que solo necesite tomar medicamentos de vez en cuando. De cualquier manera, debe asegurarse de que sus medicamentos sean seguros y que lo ayudarán a mejorar. En los Estados Unidos, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) está a cargo de garantizar la seguridad y efectividad de medicinas con y sin receta.

Siempre hay riesgos al tomar medicamentos. Es importante pensar en estos riesgos antes de tomarlos. Incluso los medicamentos seguros pueden causar efectos secundarios no deseados o interacciones con alimentos, alcohol u otros medicamentos que esté tomando. Es posible que algunos medicamentos no sean seguros durante el embarazo. Para reducir el riesgo de reacciones y asegurarse que lo va a ayudar a sentirse mejor, es importante que tome sus medicamentos en forma correcta. También debe tener cuidado al administrar medicamentos a los niños, ya que pueden ser más sensibles a sus efectos.

 
 

Los antidepresivos son medicinas que receta un médico para tratar la depresión. Estos medicamentos ayudan a mejorar la forma en que el cerebro utiliza ciertas sustancias químicas naturales. Pueden tardar varias semanas en hacer efecto. Existen muchos tipos de antidepresivos. A veces, es necesario probar más de uno hasta encontrar el que surta un mejor efecto.

Estos medicamentos pueden causar algunos efectos secundarios menores que, en general, no duran mucho tiempo. Por ejemplo: dolor de cabeza, náuseas, problemas para dormir, inquietud y problemas sexuales. Infórmele al médico si tiene cualquier efecto secundario. También debe informarle al médico si toma otras medicinas, vitaminas o suplementos herbarios.

Es importante que continúe tomando las medicinas, aunque se sienta mejor y no deje de tomarlas sin hablar con el médico. Generalmente, los antidepresivos deben interrumpirse gradualmente.

En los siguientes enlaces, podrás encontrar información específica sobre los distintos antidepresivos más utilizados, así como otra información que podría ser de tu interés: 

Antidepresivos: Elección adecuada para ti

Pruebas farmacogeneticas

Amitriptilina

Anfebutamona/Bupropion (Wellbutrin)

Citalopram

Desvenlafaxina (Pristiq)

Doxepina

Duloxetina

Escitalopram

Fluoxetina

Fluvoxamina

Imipramina

Mirtrazapina

Nortriptilina

Paroxetina

Sertralina

Venlafaxina

Vilazodona

Vortioxetina (Brintellix)

Benzodiazepinas

Las benzodiazepinas son medicamentos psicotrópicos (es decir, actúan sobre el sistema nervioso central) con efectos sedantes, hipnóticos, ansiolíticos, anticonvulsivos, amnésicos y miorrelajantes. Por ello se usan las benzodiazepinas en medicina para la terapia de la ansiedad, insomnio y otros estados afectivos, así como las epilepsias, abstinencia alcohólica y espasmos musculares. También se usan en ciertos procedimientos invasivos como la endoscopia o dentales cuando el paciente presenta ansiedad o para inducir sedación y anestesia. Los individuos que abusan de drogas estimulantes con frecuencia se administran benzodiazepinas para calmar su estado anímico. A menudo se usan benzodiazepinas para tratar los estados de pánico causados en las intoxicaciones por alucinógenos.​ La denominación de estos compuestos, suele caracterizarse por la terminación -lam o -lan y por la terminación pam y pan . No obstante, hay excepciones como el clorazepato dipotásico o el clordiazepóxido .

 

El término benzodiazepina se refiere a la porción en la estructura química de estos medicamentos compuesto por el anillo de benceno unido a otro anillo de siete miembros heterocíclicos llamado diazepina.

A pesar de que en el uso clínico las benzodiazepinas producen efectos cualitativos muy similares uno del otro, existen importantes diferencias cuantitativas en sus propiedades farmacocinéticas y farmacodinámicas, las cuales han sido la base de sus variados patrones de aplicación terapéutica.​ Las benzodiazepinas pueden causar tolerancia, dependencia y adicción.

En los siguientes enlaces, podrás encontrar información específica sobre las distintas benzodiazepinas más utilizadas, así como otra información que podría ser de tu interés: 

Alprazolam

Clobazam

Clonazepam

Clorazepato

Clordiazepoxido

Diazepam

Estazolam

Flurazepam 

Loflacepato 

Lorazepam

Oxazepam

Triazolam

 

Antipsicoticos/Neurolepticos

 

Un neuroléptico o antipsicótico es un fármaco que comúnmente, aunque no exclusivamente, se usa para el tratamiento de las psicosis. Los neurolépticos ejercen modificaciones fundamentalmente en el cerebro y están indicados especialmente en casos de esquizofrenia para, por ejemplo, hacer desaparecer las alucinaciones y en trastornos bipolares para tratar episodios maníacos con o sin síntomas psicóticos. Generalmente -en dosis terapéuticas- no presentan efectos hipnóticos. Se han desarrollado varias generaciones de neurolépticos, la primera la de los antipsicóticos típicos, descubiertos en la década de 1950. La segunda generación constituye un grupo de antipsicóticos atípicos, de descubrimiento más reciente y de mayor uso en la actualidad. Ambos tipos de medicamentos, los típicos y los atípicos, tienden a bloquear los receptores de la vía de la dopamina en el cerebro. Algunos efectos colaterales incluyen la ganancia de peso, agranulocitosis, discinesia y acatisia tardía.

En los siguientes enlaces, podrás encontrar información específica sobre los distintos neurolépticos más utilizadas, así como otra información que podría ser de tu interés: 

Amisulpirida

Aripiprazol

Asenapina

Clorpromazina

Clozapina

Flufenazina

Haloperidol

Iloperidona 

Loxapina

Lurasidona 

Olanzapina

Paliperidona

Perfenazina

Pimozida

Quetiapina

Risperidona

Sulpirida

Trifluorezina

Ziprazidona

Para la mayoría de los niños, los medicamentos con estimulantes son una forma segura y eficaz de aliviar los síntomas del trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).  Así como los anteojos ayudan a las personas en enfocar sus ojos para ver, estos medicamentos ayudan a los niños con TDAH a enfocar sus pensamientos mejor y a ignorar distracciones. Esto les ayuda a poner mejor atención y a controlar su comportamiento.

Los estimulantes se pueden usar solos o combinados con terapia de conducta u otros medicamentos que tu psiquiatra considera. Los estudios demuestran que cerca de un 80% de los niños con TDAH que son tratados con estimulantes mejorarán de gran manera una vez que se determina el medicamento y la dosis correcta.

Dos formas de estimulantes que están disponibles: de liberación inmediata (corto efecto) y de liberación prolongada/extendida (efecto intermedio y de larga duración) Los medicamentos de liberación inmediata por lo general se toman cada 4 horas, cuando es necesario. Son los medicamentos más baratos. Los medicamentos de liberación prolongada por lo general se toman una vez en la mañana.

En los siguientes enlaces, podrás encontrar información específica sobre los distintos estimulantes y otros medicamentos que comúnmente se utilizan para el TDAH, así como otra información que podría ser de tu interés: 

TDAH y abuso de sustancias 

Medicamentos y tratamientos para niños con TDAH

Metilfenidato de liberación inmediata y prolongada

Lixdesanfetamina (Vyvanse)

Atomoxetina

Modafilino (Modiodal)

Armodafilino (Nuvigil)

 
 

El tratamiento para el trastorno bipolar, antes llamado «depresión maníaca», generalmente comprende medicamentos y formas de psicoterapia, ya sea que padezcas trastorno bipolar I o bipolar II. El trastorno bipolar II no es una forma más leve del trastorno bipolar I, sino que tiene un diagnóstico diferente.

Mientras que los episodios maníacos del trastorno bipolar I pueden ser graves y peligrosos, las personas que tienen trastorno bipolar II pueden estar deprimidas durante períodos más largos, lo cual puede causar un deterioro importante con consecuencias considerables.

Los tipos y las dosis de medicamentos se recetan según los síntomas en particular. Ya sea que padezcas el trastorno bipolar I o II, los medicamentos pueden comprender los siguientes:

  • Estabilizadores del estado de ánimo. Por lo general, necesitarás medicamentos para estabilizar el estado de ánimo, a fin de controlar los episodios de manía o de hipomanía (una forma menos grave de manía). Los ejemplos de estabilizadores del estado de ánimo comprenden el litio, el ácido valproico, el divalproato sódico, la carbamazepina y la lamotrigina.

  • Antipsicóticos. El proveedor de atención psiquiátrica puede agregar un medicamento antipsicótico, como olanzapina, risperidona, quetiapina, aripiprazol, ziprasidona o Quetiapina. Es posible que tu médico psiquiatra te recete alguno de estos medicamentos solo o junto con un estabilizador del estado de ánimo.

  • Antidepresivos. Con el fin de ayudar a controlar la depresión, el proveedor puede añadir un antidepresivo u otro de los medicamentos usados para tratar el trastorno bipolar que tiene efectos antidepresivos. Debido a que un antidepresivo a veces puede provocar un episodio maníaco, en el trastorno bipolar, se debe recetar el antidepresivo junto con un estabilizador del estado de ánimo o con un antipsicótico.

  • Antidepresivo-antipsicótico. El medicamento Symbyax combina el antidepresivo fluoxetina y el antipsicótico olanzapina. Funciona como tratamiento contra la depresión y como un estabilizador del estado de ánimo. Symbyax está aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos específicamente para el tratamiento de los episodios depresivos asociados con el trastorno bipolar I.

En los siguientes enlaces, podrás encontrar información específica sobre los distintos Estabilizadores así como de algunos antipsicóticos que se utilizan en el Trastorno Bipolar, también otra información que podría ser de tu interés: 

Carbonato de Litio

Acido Valproico

Carbamazepina

Lamotrigina

Aripiprazol

Asenapina

Clozapina

Olanzapina

Quetiapina

Risperidona

Ziprazidona

Guia interacciones final.jpg